Bolsas en los ojos

¡Refresca tu mirada! Despídete de las bolsas en los ojos

¿Tu rostro luce cansado, extenuado, somnoliento aunque hubieses pasado una buena noche? Las bolsas en los ojos son algo más común de lo que puedas creer, por eso, en el presente post te daremos algunas recomendaciones para que elimines tan incómodo problema que le resta frescura y viveza a tu rostro.

El contorno de ojos es quizás uno de los puntos más débiles que presentan tanto hombres como mujeres; es en esta área del cuerpo en la que el paso de los años se hace más evidente, y por ende, no resulta tan sencillo de disimular. Bolsas y ojeras hacen su aparición para delatar no solamente la cantidad de abriles que llevamos acumulados sino también los excesos en los que hemos caído en ese transcurrir de tiempo.

Cabe destacar que no son lo mismo las bolsas y las ojeras. Si bien la gente las tiende a confundir, las bolsas son el producto de la acumulación de líquidos y toxinas en los párpados inferiores mientras que las ojeras se dan por el aumento de la pigmentación a ese mismo nivel. El aspecto, tanto de unas como de otras es distinto, al igual que las estrategias para hacerles frente (¿sabías que el café ayuda a mejorar considerablemente la apariencia de las ojeras?).

¿Por qué salen las bolsas en los ojos?

Las bolsas en los ojos pueden deberse a distintas causas, entre las más comunes tenemos:

  • Falta de sueño
  • Retención de líquidos
  • Enfermedad
  • Alergias
  • Exposición al sol
  • Estrés
  • Abuso de alcohol y tabaco

Es momento de devolverle la vivacidad a tu mirada; atiende a las siguientes recomendaciones y empieza a experimentar desde ya el cautivante influjo de tus ojos. Recuerda seguir siempre saludables rutinas de vida; haz ejercicio, aliméntate sano y bájale al consumo de licores, tu piel te lo va a agradecer.


Cuchara helada

Si el insomnio está empezando a cobrar factura, en la noche mete al congelador dos cucharas de metal, a la mañana siguiente sácalas y aplícalas directamente sobre las bolsas bajo tus ojos. Espera hasta que las cucharas estén calientes antes de retirarlas.


Té de manzanilla

Este remedio lo puedes aplicar de dos maneras:

  • Primero; coloca dos bolsitas de té en agua caliente y después espera a que se enfríen para poder colocarlas sobre cada ojo. Deja reposar por unos 10 minutos.
  • Segundo; prepara un té de manzanilla con una sola bolsita y espera hasta que se enfríe. Empleando un algodón comienza a aplicar el líquido sobre los párpados, centrándote especialmente en la zona inferior del ojo, en el sitio preciso donde están las bolsas.

Papa

El almidón de la papa tiene un efecto antiinflamatorio, además, al ser rica en magnesio ayuda a activar más de 200 funciones celulares. Lava bien la papa, córtala en rodajas muy delgaditas y aplica una rodaja por ojo durante 10 minutos, manteniendo los ojos cerrados. Repite esta rutina todos los días, de a poco notarás como se irá desinflamando la zona afectada.


Posición a la hora de dormir

Mantén la cabeza ligeramente levantada, así el cuerpo tendrá una mejor circulación durante la noche. La correcta posición al momento de caer en los brazos de Morfeo ayudará a prevenir que los líquidos se acumulen alrededor de los ojos.


Leche fría

Humedece dos pedacitos de algodón en leche bien fría y luego colócalos sobre cada ojo. Ahora pon una venda y espera 20 minutos mientras la compresa comienza a hacer efecto.


Aceite de almendras dulces y rosas

Tienes que macerar un puñado de pétalos de rosas en aceite de almendras dulces durante un día. A la mañana siguiente filtra y guarda el aceite. Con que humedezcas un algodón y lo apliques sobre las bolsas será suficiente. Espera 30 minutos y retira el algodón.