Maquillaje

Aprende a potenciar la magia de tus ojos

Los ojos son las ventanas de tu alma, ellos dicen más de lo que te puedas imaginar, ¡nunca callan!, por más que tú creas que permanecen en silencio. Si sabes sacarle provecho, ellos podrán dinamizar tu imagen y hacer que ganes influencia positiva con un mínimo de esfuerzo. Pero, ¿cómo se puede lograr eso?, podrías estar preguntándote. Pues bien, a partir de ahora vas a sacarle el máximo provecho a tu maquillaje. Continúa leyendo lo que tenemos para ti. .

Según sea la forma de tus ojos, el maquillaje correcto puede hacer maravillas con ellos. Primero es importante que conozcas los distintos tipos de ojos y reconocer a que grupo pertenecen los tuyos. ¿Son almendrados, redondos, caídos, saltones o separados? Ya sabiendo con certeza en que rango se ubican esos dos luceros que tienes, lo demás será un juego de niños.

¡Pilas con el maquillaje! Los productos que empleas para maquillarte pueden producir irritaciones, alergias e incluso infecciones en los ojos. El aplicar maquillaje por largo tiempo puede repercutir en la salud de los ojos, especialmente en aquellas mujeres que tienen una piel más sensible. El uso de cosméticos resulta más amenazador si la persona lleva lentes de contacto, esto es porque se incrementa el riesgo de irritación, infección y sequedad ocular. Para prevenir los peligros relacionados al uso de maquillaje asegúrate de adquirir delineadores, máscaras y sombras de buena calidad; lo barato sale caro, y en este caso podría salir muy caro. Aquellos productos que presentan la etiqueta de "hipoalergénico" resultan más seguros. No compres tus cosméticos en aquellos lugares donde los tengan expuestos al sol y tampoco apliques aquellos delineadores o pestañinas que están como muestrario para que las clientas los puedan probar ya que eso aumenta el riesgo de infección.

Teniendo claro lo anterior, es hora de enseñarte la magia que puedes hacer con tus ojos y un poco de maquillaje. ¿Lista?

Ojos Almendrados: Si este es tu tipo de ojos te ganaste la lotería ya que los almendrados son más simétricos; cualquier forma en que los maquilles se verán bien.

Ojos Caídos: Aquí el delineado estará bien marcado en el lagrimal; la terminación debe ser ascendente. Te recomendamos no aplicar sombras pasteles en la parte inicial del párpado. Si vas a ponerte pestañas postizas, trata que sean más abundantes al inicio y centro, no al término.

Ojos Separados: Para este tipo de ojos, el delineado será más prominente en la parte del lagrimal que en la parte final del ojo. Recuerda aplicar más mascara de pestañas en la parte inicial. Trata de enfatizar las pestañas más próximas al lagrimal aplicando el rímel. Evita los smokey eyes, y cualquier tipo de maquillaje que alargue tus ojos.

Ojos Saltones: Para estos ojos, el delineado ha de ser grueso y obscuro en la parte inferior. Aplica sombras oscuras y mates en el párpado móvil y sombras claras en el párpado superior. No olvides aplicar abundante máscara de pestañas.

Ojos Juntos: Aplica el delineador empezando desde la mitad hasta el término del ojo. Aplica sombras más claras al inicio y más oscuras al término. Para estos rasgos, la máscara de pestaña tendrá que ser más abundante en las pestañas finales. Evita maquillajes que centren la atención en el lagrimal o la nariz.

Ojos Asiáticos: Para estos ojos el delineado puede ser grueso en la parte superior y en la inferior, desde la mitad hasta el término. Para jugar con los efectos y agrandar la mirada aplica sombras oscuras.

Ojos redondos: Casi siempre estos ojos son muy grandes, así que tienes que jugar con los efectos para alargarlos. Aplica sombras claras, empezando desde el lagrimal hacia el exterior cubriendo todo el párpado móvil. Las sombras oscuras son para la parte del arco de la ceja. Puedes usar el delineador para alargarlos más.